4 de febrero de 2008

Lamento por Venezuela

No se puede borrar el pasado de un plumazo, ni siquiera con el empacho de subterfugios televisivos como “Allo presidente”.

El proyecto regenerador que propone el caudillo populista Hugo Chávez para la Republica Bolivariana de Venezuela y su retórica mesiánica, exhalan un profundo desprecio por el pasado más o menos democrático de ese bello y rico país, con sus salvedades y contradicciones, pero todas ellas legitimas. El Sr. Chavéz está llevando al país por un camino equivocado, por una senda peligrosa, a un escenario que de momento se sostiene, pero que no presagia nada bueno apenas cambie la situación geopolítico-social.
Como punto de partida, un autoritarismo populista y patético, basado en la exclusión y la censura, el veto a las críticas que no se ajustan, a los artistas que no se someten, el desprecio a la inteligencia, etc., así no se puede construir el llamado socialismo del siglo XXI cuyo máximo estandarte es la reelección indefinida en su cargo de lider máximo de la nación, con la excusa de consolidar su proyecto visionario (perogrullo de dictador).
Esa ruptura con el pasado no es saludable, se derrocha en destruir lo que no interesa, lo que no conviene, se sigue alimentando a la corrupción para mantener las bocas cómplices calladas, no se emplean los vastos recursos económicos, sociales e intelectuales en construir, en edificar sobre los errores cometidos. Hoy en día con las comunicaciones globales, con Internet ya no es posible mantener un país feudal con la milicia patrullando, con fortalezas, whisky y “hummers”, y prodigar entre los afines la pitanza condicional de un sorbo del “cuerno de la abundancia” como limosna perecedera, mientras los altos precios del petróleo lo permitan, entretanto escasean los alimentos básicos como la leche y los huevos.
El tiempo y las oportunidades pasan de largo y el pueblo aguanta, protesta bajito, o se calla, con la barriga llena, la mente entumecida por el alcohol y el Rolex puesto.
Lo procedente en Venezuela es que se abra al desafío de una apertura internacional real, a una aldea global comunicacional, al desarrollo humano y la revolución científica, no que se ensimisme en una falsa regeneración bananera, folclórica y grotesca.


Félix Menkar

1 comentario:

Mark dijo...

No creo que puedas hablar así habiendo leído el pais.com o el pais en papel.

No


Hugo chavez no es un caudillo
Aznar apoyó un golpe de Estado contra él.
No se donde has visto el desprecio por el pasado democrático, quizá en la apelación a Simon Bolívar.Se le pueden criticar muchas cosas pero esa no

EL camino equivocado, autoritarismo populista y patético son juicios morales que te sobrepasan
Arabia saudí y otros son mucho más restrictivos y no le dedicas un post, también se alimentan de petróleo.

el veto a las críticas que no se ajustan.. en venzuela una cadena de televisión apoyó el golpe de estado... No hay tanta censura com en España

lo de los artistas espero que no sea por e chiste de alejandro sanz, porque... fue un chiste. Organiza un concierto sin tener permiso del recinto donde lo va a hae y luego Chavez es el malo

La constitucion fracasada, es decir la democracia venezolana, tenia más articulos que la reelecion indefinida..como por ejemplo en ESPAÑA, donde puedes er presidente mil años: Pujol, Chaves


escasean los alimentos básicos porque el gobierno fija unos precios mínimos, a los que los grandes productores no le sacan beneficio...por lo tanto no lo producen


cada pais decide su "regeneracion", nadie ha demostrado jamas que el desarrollo es la mejor opción, bananera y folcrórica son adjetivos de un etnocentrista

y el desafió de una apertura internacional, es posicionarse hacia la entrada del más fuerte. Nunca suele pedirse qu EEUU se abra( y es el país más proteccionista del mundo)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...