31 de diciembre de 2011

La idea


La idea es sencilla:
decides ser el amo de las palabras,
jugar, ser un poco borde y
situar los versos
en aparente desorden,
elaborar extrañas combinaciones,
frases ininteligibles
como si estuvieran poseídas,
puedes incluso decir que haces vanguardia,
que eres la hostia de original,
por si acaso parecería
que no tienes nada que decir.

Félix Menkar

2 de diciembre de 2011

EQUIDISTÁN


(no está en ningún sitio) es un lugar imaginario, virtual. (*)

En estos –nuestros-- tiempos confusos y convulsos se piensa comunmente que emitir o formular una opinión y después la contraria u otra discrepante es ya suficiente para mostrar todos los enfoques de una cuestión determinada; así un partido político gobernante y mayoritario proclama un programa que no cumplirá y el contrario que es también mayoritario hace lo mismo, pero ambos dos ni piensan ni están dispuestos a ser responsables de ellos, saben de antemano que no podrán cumplirlos, de lo que se trata es de engañar, de mentir, de seguir dilatando la situación hasta que esta sea irremediable y no quede más remedio que usar el bisturí o aplicar el hacha.
Nos han vendido el cuento de que eso es democracia, de que eso es libertad de opinión, de que eso es OBJETIVIDAD y no lo es. Son opiniones, todas subjetivas, pero también todas ellas interesadas en no llegar a ningún lugar común, ni a remediar ni resolver nada colectivo, ni humano, ni social, ni económico; en no llegar en suma a ningún acuerdo. Están diseñadas con el fin de eludir, de distraer, para evitar que la verdad prevalezca, para evitar que la gente se entere.
Hoy, el capitalismo es y se declara así, cínica, voluntaria y criminalmente IRRESPONSABLE, así pues lo que imperan son los grandes conglomerados de empresas PARA eludir la responsabilidad personal, para que esta se disuelva, se pierda en EQUIDISTÁN y se burlen las normas, leyes o cualquier otro tipo de juego limpio, así evitan sus ejecutivos que les persigan por sus actos criminales, así sus desmanes quedaran impunes. Recuperar el sentido de responsabilidad por las acciones de cualquiera persona o empresa es una reclamación urgente, son simplemente valores imprescindibles, sin ellos estamos perdidos, es preciso volver a recuperar la ética. Situar a Equidistán y a sus responsables en el mapa y que paguen por ello.

Félix Menkar dic.2011


(*)República Inconsistente de Equidistán

La República Inconsistente de Equidistán es un estado confesional. La Iglesia oficial es la Iglesia de la Confusión.

¡Oh, Equidistán, Equidistán!
¡Entre todas las naciones,
Entre todas las naciones,
Entre todas las naciones
En la mismita mitad!

(de internet)

1 de diciembre de 2011

REFLEXIÓN


Algunos oyen la palabra poesía y piensan inmediatamente

en publicar un libro, o en acudir a todo tipo de recitales para dejarse ver.
Otros desean obtener sus minutos de gloria,
erigirse en predicadores, o completar su conquista sexual,
según la ley mil veces expuesta de los depredadores urbanos, o
saborear el poder que sienten los forjadores de opinión,
que sea la poesía una oportunidad para incrementar su autoestima.
Otros buscarán el chute de adrenalina
que representa hablar en público.
Todos sin excepción, unos pobres diablos,
patéticos mequetrefes, que si conservaran una chispa de inteligencia
aprovecharían esa energía en asuntos más rentables
para nosotros y para los demás; dejarían así de ensuciar
el arte o la poesía con sus tácticas de comadrejas.
Estas volverían a ser disciplinas nobles, espacios de reflexión,
de crecimiento personal, para compartir y no comerciar.
Podrían ser retos en lo humano, quizás terapia,
o un encuentro con lo inesperado, el antídoto contra el consumismo,
liberarnos de la implacable y obsesiva tiranía del reloj.
¡NO¡, la poesía no siempre es divertida,
no , no se trata de cosechar victorias, sino búsquedas, sin pretender
la representación oportunista, ni los aplausos.
A veces no es entretenida, es un acto de amor o de guerra,
desde el interior hacia afuera.
Lo demás, esos engendros poéticos, combinados de oralidad espectacular,
de circo y variedades, cocina de mercado o aquellos otros simples
encuentros sociales del género ’más vale estar en compañía de afines
que aburrirse en soledad’, eso no es poesía.
No, la auténtica poesía va aún más allá, sería pues ir contra el éxito, o
contracorriente, sería un acto inútil en términos económicos,
sería perder el tiempo, según dicen los apuntaladores del sistema.
Estamos envenenados por tanto mercader de baratillo
ensuciando versos y palabras,
que intentan endosarnos lo que no necesitamos:
su basura existencial, de pobres tipos tristes y patéticos,
subproductos humanos que lo más cerca que están
de la alegría y la lucidez es tal vez
cuando se colocan como imbéciles con sus
ALIENANTES y estúpidas drogas de evasión.
No es, un desfile de vanidades, ni de egos ante los amigos, novias o ligues,
es sentir la pulsión e intentar subir un nivel de conciencia, y desde luego,
no les perdono para nada a esos poetastros de ocasión
que hayan olvidado aquello de la humildad,
del aprender, de regalar, en vez de vender.
La poesía y nosotros nos merecemos otra cosa.
Félix Menkar. 13.10.2011

14 de octubre de 2011

La economía es una gran mentira


Como ciencia, como método, como eje de control social solo tiene un fin último: engañar, o sea disfrazar sus verdaderas intenciones, disimular, distraer, mentir, acumular con avaricia o codicia, caiga quien caiga y asumiendo riesgos extremos.
Pese a la estupidez de sus maniobras insensatas, siempre compensa más la maldad, el ir a la contra, nunca cooperar o remar en la misma dirección. Es absolutamente imposible que tanto movimiento de capital, tanta especulación financiera globalizada no se base en el fondo en un gran fraude, una estafa apoyada con trampas legales que persisten desde tiempos pasados. No es sostenible que menos del 10% de la población (Los ricos o sus representantes) manejen a su antojo el 90% del capital del planeta y sin apenas ningún tipo de control por parte ni de los estados ni de la sociedad hacia ellos, Año tras año las herramientas que usan estos hipermillonarios son cada vez más sofisticadas y el resto de los ciudadanos (nosotros) seguimos siendo igual de incautos, de estúpidos creyendo sus mentiras y aplaudiendo sus explicaciones zafias y cicateras. Toda economía que no signifique una cierta distribución o reparto de la riqueza disponible es una gran estafa. No lo olvidemos.

Félix Menkar.   Enero 2011  

13 de octubre de 2011

Medios

Los medios tienen tendencia a creerse la voz de la sociedad, pero en realidad siguen los dictados de un grupo de comunicación empresarial, de una corriente ideológica muy determinada, están atados en corto con el fin de manipular y tergiversar informaciones según sean o no pertinentes para los intereses de la corporación que los sustenta, hablan en nombre de todos, incluyendo a los alternativos o antisistema, pero en realidad los desconocen. Los subordinan a una visión de la realidad sin saber exactamente cuáles son los puntos de contacto que tienen con ella. En una sociedad compartimentada como la que vivimos es prácticamente imposible darse a conocer si no sigues sus reglas del juego y ese juego está viciado, es corrupto y quien se apunta se vuelve cómplice con el desarrollo decadente de nuestra civilización. No hay excusas. Solo una opción, pequeños y numerosos emisores de opinión e información sin ánimo de lucro para pequeños grupos de afinidades electivas. Y cada cual que aguce su inteligencia, que espabile y elija. Ser libre significa ser activo, crítico y escéptico aunque esperanzado; considerar sospechoso todo lo emitido por las grandes cadenas, incluso públicas y separar la paja –que es excesiva--, del grano --que es escaso--.

Félix Menkar 14.10.2011

17 de septiembre de 2011

El mercado global


La idea civilizada de los bienes universales al margen del mercado que abarca entre otros, campos tan sensibles como la educación, la sanidad o la vivienda y la información libre han quedado des-legitimados por la avalancha neoliberal y por tanto la imperiosa prioridad de la mercantilización global. Todo al parecer debe someterse a la sacrosanta ley del dinero y la ciega competencia, ¿lo aceptaremos sin más, sin reflexionar, sin debate?
Félix Menkar

11 de septiembre de 2011

¿Para qué puede servir la poesía?


La poesía, con su sonoridad, con su mensaje entre líneas o su carga simbólica, el poeta experimenta, recrea, exorciza, reinventa, juega y construye un nuevo lenguaje para su ritual, para sus viajes iniciáticos.

Recomiendo la lectura de un artículo de prensa del 2008 de Angel Ruperez en el que establece la similitud entre el poema de W.B.Yeats “The second coming” y la guerra de Irak. Hace poco que se celebró el quinto aniversario de esa guerra.

Horror y la masacre. Recordemos que a día de hoy, cuando parece próximo el fin de la guerra son más de 4.800 los soldados americanos, ingleses y otros los muertos y superan los 100.000 los civiles fallecidos, cifras no comparables –en nuestra especial contabilidad occidental-- ya que los primeros pertenecen al primer orden, al ejército normalizador y los civiles serian esas víctimas colaterales, en situación de ignominia que una vez más debería avergonzarnos y que han dejado a Irak en una penosa situación. Nada de todo esto parece afectar a los principios iluminados del imperio occidental.

Sirva el poema de Yeats como aviso premonitorio y porque sitúa el conflicto en el ojo del huracán de la polémica en los USA por el uso partidista por parte de algunos de sus poderes fácticos.


FMk , 11 sept. 2011 (diez años después de la caída de las Torres Gemelas)
----
el articulo de Angel Ruperez y el poema traducido de YEATS aquí: 

9 de agosto de 2011

Theodore Roszak. Teórico de la contracultura



Decía Theodore Roszak --fallecido el pasado 5 de julio a los 77 años— en su libro “El nacimiento de una contracultura” que el ‘espíritu de los tiempos’, --definición propia-- debe incluir la crítica a la tecnocracia, al cientificismo, a los esquemas tradicionales de relación familiar y sexual, así como la afirmación de que hay más formas de conciencia que la del hombre adocenado.
Roszak sugería que no había que excluir radicalmente el uso de elementos psicotrópicos, pero tampoco se debía convertir a estos en una panacea.
"La contracultura", decía "es una exploración del comportamiento concreto de la conciencia" y "la experiencia psicodélica se nos muestra como uno entre otros métodos posibles de indagar en esa exploración". Y a la misma altura colocaba el teatro o la poesía.
Como fácilmente podemos observar estos principios de los años 60 siguen siendo aún válidos en nuestros tiempos. Quizás lo más interesante de Roszak fue su percepción de que su generación quería o necesitaba cambios radicales. Echamos en falta estos días personalidades como T.R. para dilucidar los nuevos retos a los que nos enfrentamos en este siglo XXI.


Félix Menkar. agosto 2011

16 de julio de 2011

Muamar el matarife



Muamar el… matarife


El sátrapa,
el caudillo libio Muamar
quisiera emular
a otro fallecido caudillo,
también mediterráneo:
un tal generalísimo Franco, el africano,
que masacró a su pueblo
para asentar su estilo de vida.
Y, como aquél,
también quisiera morir de viejo
y dejarlo todo
‘atado y bien atado’.

Son miserables
estos caudillos africanos,
la superficialidad de los genocidas
que se afianzan
en su locura.

Félix Menkar mayo 2011

1 de julio de 2011

Otra disquisición de mayo


“Sin esperanza, con convencimiento”
Ángel González


Observo a esos chicos, a esas greys alternativas que transitan en sus idealismos por calles y plazas, esos chicos bien alimentados, que vegetan en universidades con el dinero blanco proporcionado por sus ancestros, posiblemente son esos padres en sus reuniones sociales los que coquetean con haikus y orientalismo de salón, mientras engatusan a niñas rubias de ojos azules y mirada de arcángel y les dicen que ORIENTE es lo más, que es el camino de salvación; pero evitan decirles la verdad: que son unos impostores, que también es el infierno, que ellos son el sistema, son el diablo y ellas carne para su deleite y vientres para que todo siga igual. Sin esperanza, pero convencido de que antes de morir, todo esto podría cambiar, aunque siempre ha sido así, siempre ha cambiado, siempre hemos vivido el mismo presente, no hay progreso alguno, la vida no es secuencial sino un laberinto donde estamos más tiempo perdidos que encontrados y siempre la misma esperanza y el convencimiento de que todo es posible, si lo deseamos.

Félix Menkar. Mayo 2011

16 de junio de 2011

Memorabilia: Barcelona Attrations.

Barcelona hoy en día es un bluff (*), ya no se hunde, todo lo contrario se ha henchido tanto que flota y se eleva peligrosamente. Barcelona está sobrevalorada y se muere de éxito. Contempla desde allá arriba a todo el mundo.

Todo comenzó con el disparate del diseño, los JJOO, y la postmodernidad de una Catalunya urdida en lo universal hasta llegar al todo vale. La que fue ciudad amable y cosmopolita ahora es un lugar caro, caótico y con unos importantes problemas tanto estructurales como conceptuales.

Barcelona es un despropósito delirante de turismo masivo, un parque temático. Menos mal que el espíritu rebelde asoma de vez en cuando, dando calor y color a tanto fenicio. Sirva esta introducción para hablar de un ‘site web’, llamado BARCELONA ATTRATIONS, que durante algunos años también existía en formato-papel y se distribuía gratuitamente en bares y establecimientos similares,

B.A. siempre ha defendido y promocionado a un grupo de poetas, artistas plásticos, músicos y escritores arriesgados, experimentales y fuera de los circuitos habituales del rigor y la cultureta. Su apuesta, no siempre entendida ha sido coherente y diversa a la vez, pese a todo y para deleite de muchos se mantiene en formato digital desde 1999, con esporádicas revisiones, --B.A. estuvo en la red desde la prehistoria del Internet--

(*) ya no es un Titanic como afirmaba Félix de Azua hace dos lustros.

http://www.barcelonaattractions.com/

4 de junio de 2011

A propósito de propuestas y acciones

No son días de voluntarismo gratuito, de proponer “iniciativas suicidas”, respaldadas tan solo por algunos despistados, engañados o manipulados.
La poesía, el arte no se merecen “una vez más” esos varapalos, esas estrategias de la confusión tan de nuestros tiempos, esos supuestos malentendidos que no lo son. sino desvirtuaciones chabacanas, subjetivas, cutres y de mediopelo,
Quizás sea un mal de nuestra época, tan propio de unos cuantos intrusos arribistas y oportunistas, --pescadores en ríos revueltos--, que aprovechan los impulsos espontáneos, el interés real que subyace, para sus propios fines, que desbrozan como jabalíes el trabajo de zapa y cultivo desarrollado durante tanto tiempo por otros más autocríticos y menos sospechosos.
No todo vale, ni valen todos y menos aun si se tiende a confundir. –o enredar a los que se asoman curiosos—, no se puede liderar, o promover algo si no se saben hacer medianamente bien las cosas, conocer la diferencia que existe entre los sueños, las expectativas –la forma de ver llena la botella— y la perspectiva, la realidad de los hechos, de las condiciones reales. Es un sinsentido organizar esas iniciativas alocadas, sin fundamento, esperando que aparezca la buena voluntad de los implicados, su dinero o su aportación desinteresada –casi nunca lo es, porque nos guste o no, en esta sociedad las cosas valen y cuestan--, no es de recibo el montaje de eventos, actos, recitales gratuitos, sin presupuesto ni condiciones adecuadas, ni diseño, ni nada de nada, solo improvisación revisada continuamente que acaba inevitablemente en malentendidos y conflictos, todo esto tiene nombres: manipulación, búsqueda de prestigio o hacerse un hueco miserable entre ese incierto poder mediático alternativo.
Quienes no están capacitados para ejercer de gestores, para coordinar, para llevar a buen fin la realización de un proyecto, con los recursos, las personas y los tiempos necesarios para que este fragüe, quienes se aprovechan de las ideas o propuestas creativas de los colegas en su propio beneficio, no son más que vulgares apropiacionistas del espíritu del arte y la poesía, son boicoteadores de la esencia y enemigos en el fondo de ellos, haciendo además un daño irreparable pues los posibles interesados y curiosos, al darse cuenta del “bluf” y de las entretelas cenagosas del asunto, huyen despavoridos. Están hechos de la misma carne oportunista, de esa sangre corrupta que tanto denunciamos.
¿Por qué no se dedican, esos aprendices de brujos a embarrar otras áreas sociales, mediáticas o culturales más suculentas y dejan en paz lo que nos alienta y amamos?.

Félix Menkar
Valencia, 4 de junio de 2011

18 de mayo de 2011

D.R.Y.



Esto es lo que hay:

Sin la revolución solo somos libres para equivocarnos
¡Cuidado¡ cada vez somos más y más valientes
Democracia real YA
La peor lucha es la que no se hace
Cría ricos y pagarás sus crisis
Pienso luego resisto
Tu botín, mi crisis
Educación = represión
A bancos salváis, a pobres robáis
Si votas igual, te joderán igual
Capitalismo: banqueros, especuladores, usureros y políticos corruptos
No es crisis, es estafa
Techo y trabajo sin ser esclavo
Justicia social
Cabrones, comeros los millones
Power to the people
Si no tenemos sueños, seremos pesadilla.

(algunas consignas escritas en Valencia, reproducidas por Félix Menkar)

1 de mayo de 2011

El surco blanco de la espuma





El surco blanco de la espuma
Ya lo decía Rimbaud, ser poeta es
ser explorador y un vidente.
Los poetas no son mejores ni peores
que los trabajadores manuales,
no son ni más ni menos sensibles
que los estúpidos intelectuales,
son iguales a cualquier otro, incluso mejores,
el falso ego a tomar por culo,
Los poetas excavan en la conciencia,
en el subsuelo de lo cotidiano.
Son como la Luna dando el envés a las estrellas.
Dilapidadores del entorno.
Embaucadores de la realidad.
Creadores de metáforas.
Embajadores de la verdad.

Félix Menkar
Abril 2011

imagen: 'primavera' de Tamara de Lempicka

14 de abril de 2011

Resbalé por tu pasado


Resbalé por tu pasado,
al recorrerlo me di cuenta que
siempre hacíamos la misma representación,
atrapados en mil laberintos, todos sin argumento.
Soy un coleccionista de los fragmentos de tu memoria,
de allí descolgué los desacuerdos,
empujé los instantes mágicos
hasta dejarlos reducidos a un amasijo púrpura,
me subí la cremallera del odio y cogí
el equipaje destilando nostalgia.
En nuestro mundo reinaba el desorden:
objetos por el suelo, papeles gloriosos arrugados,
media vida arrojada por el desagüe y el gesto
torcido, los ojos como centellas,
los cabellos de medusa, las manos amenazantes,
el insulto escupido entre los dientes.
Soy el idiota, especialista en unirse a mujeres caóticas.
El aire se hace irrespirable,
otra torre se desmorona
y cae en la tierra reblandecida.
¿por qué la disputa?
¿El amanecer, antes, aquí, ahora? ,
¿Sin otra ocasión para fracasar o acertar
en nuestras pretensiones?
¿Acaso necesitamos el vacío,
poner punto final a esta ficción?

septiembre 2007
Del poemario "Escenarios para el conflicto"

8 de abril de 2011

Usar pelos y dientes


Expulsar la satisfacción,
no pedir más que el otro,
pero si saberse protagonista,
tener el conocimiento,
o sentir el grito
tras despertar del sueño.
El recelo no busca las consecuencias,
no pide caudal, ni gloria,
ni tan sólo versos.
La única forma de no estar asustado,
podría ser instalarse en el miedo.
El estigma de la culpa
que todos conservamos.
Otra ancestral forma de ser cordial,
como los tiempos injustos en los que vivimos,
o las sombras ambiguas en que nos movemos
esperando encontrar algo,
entre las ruinas.

Félix Menlar 16.2.11

31 de marzo de 2011

Disidencia y nihilismo



Con el paso del tiempo se me acentúa una tendencia soslayada hace ya lustros, la línea ya traspasada, el límite de lo correcto ultrajado, ese desarraigo, marca y color de graves desacuerdos con los otros. Me considero aislacionista, es un don; lo social nutre pero ablanda.

No soporto al animal humano, en especial a los que conforman mascaras barrocas, mecanismos decadentes y engreídos para ocultar tras sus mentiras la propia inmundicia, no puedo aguantar la pedantería ni esa dignidad afectada. Detesto el adoctrinamiento, el ejercicio de la fe, y la manipulación de los ingenuos.

Si, a través de siglos hemos conformado una cultura, donde coexisten por igual la música y el arte con las armas, los genocidios o la esclavitud laboral; pero de ninguna manera podemos hablar de civilización, de progreso. No habrá evolución mientras nosotros, el conjunto de presuntos seres humanos no hagamos, no tengamos una predisposición global, una intencionalidad, un esfuerzo real, por terminar con las innumerables situaciones de ignominia y aberración, de guerras e injusticias que devienen a lo largo de la faz de la tierra y delante incluso de nuestras propias narices, a cada instante, en cada lugar, incluso en el paraíso.

Ignoro el motivo por el que estoy aquí, pero sin duda alguno me lo planteo, al ser agnóstico no puedo mantener durante mucho tiempo la ilusión de creer, a veces quisiera verle el sentido, las razones para el mantenimiento de todo este circo inmenso, imaginar quien sabe, que tenemos una misión; es desde luego una vía consoladora, pero el desamparo renovado, la asquerosa lucidez, la disidencia y el inconformismo, el aguijón de la búsqueda infatigable me lo impiden. El nihilismo tampoco es salida pero si explicación.

Entreabrir los ojos, solo un poquito, respirar, iniciar un movimiento y todo parece perfecto, pero al entrar en la dinámica, el diario discurrir aparece la nausea con toda su crudeza, la realidad soez.. ¿Hacia donde dirigir los pasos?

Denuncia, activismo siempre, acción aunque reine la incertidumbre, cualquier batalla necesaria contra el sistema, contra uno mismo incluso, contra el poder serán fructíferas, recordad no se trata de cambiar las cosas para que todo siga igual, no de sobrellevar una miserable y democrática vida de mínimos sino de aspirar a lo máximo: las extraordinarias potencialidades inherentes en los seres humanos.

Félix Menkar

----más Escritos Híbridos aquí

27 de marzo de 2011

De rodillas y con un hacha



(poema de triste actualidad)

Ritual,

se levanta por la mañana
la vigila, la sigue, la acosa,
espera que regrese del colegio,
donde ha dejado a su hijo,
le clava un hacha en la cabeza
se pone de rodillas y
se entrega.
Perfil, J.R., varón 41 años.
Victima, S.G., mujer 37 años.
Delito, pedirle la separación.
No se trata de un caso aislado,
le llaman estar enajenado,
lo tipifican como violencia de género,
ese maldito goteo estadístico
de crímenes contra las mujeres.
Ella había solicitado
esa pulsera de pseudo-protección,
se la denegaron porque
había rellenado mal el impreso.
Para la administración (in)competente
el riesgo de padecer otro ataque era bajo.
El tipo como algunos otros tenía una obsesión:
O con él o con nadie. O suya o muerta.
Era un tipo corriente, sin antecedentes criminales
asistió a algún curso de reinserción
donde le dijeron que pegar a la mujer
era algo reprochable,
así eludió la prisión.
Era un tipo corriente, de buena presencia,
vamos, que podría ser tu vecino,
pero todos sabemos que es una alimaña,
un ser vil y cobarde que no merece
el apelativo de considerarse humano.

Félix Menkar 16.2.11

10 de marzo de 2011

Cielo sobre Berlín...un retazo

El cielo sobre Berlín es una película poética. (*)

Quizás demasiado poética. En diálogos e imágenes. Aunque el protagonismo se lo lleven dos ángeles que observan la efímera eternidad de las personas, no es una película religiosa. Ellos son lo de menos, son la encarnación de las metáforas, de las preguntas que todos nos hacemos en algún momento, en la soledad de nuestro cuarto, al observar a la gente en la calle. Son el deseo de romper todos los muros interiores de las personas y llegar a sus corazones para decirles que no están solas, que en el fondo todos sentimos lo mismo. O el deseo de sentir por sentir algo, lo que sea: miedo, amor, ira, emoción, tristeza, alegría, euforia... lo que sea. Son, también, una metáfora de la auténtica soledad. Quienes sepan a que me estoy refiriendo sabrán interpretar el verdadero significado de eso. Y al final, Damiel y Cassiel terminan por ser más humanos que los propios seres a los que ellos observan.


(*) El cielo sobre Berlín es un filme de 1987 del director alemán nacido en Düsseldorf Wim Wenders, para el que la obra de Peter Handke. Las alas del deseo se alzó como motivo de inspiración.

2 de marzo de 2011

Matriuskas

Uno de mis primeros poemas en esta etapa, que abre el poemario "Ofensas y Dentelladas"

Matriuskas  (Muñecas rusas)

Inundan las orillas de las carreteras,
sus luces de neón fulgurantes,
son frecuentados por padres de familia,
católicos practicantes y políticos
de todos los colores.
Repletos tugurios de jóvenes putas,
carne fresca rusa
hijas de campesinos y obreros
de la patria de la estrella roja,
nietas de la revolución comunista.
No hacen falta las justificaciones,
no se trata de miseria,
no es por las mafias,
ni para mejorar el nivel de vida.
Es la demanda de un occidente perverso.
Y tú eres el culpable,
tú, el consumidor,
el amigo,
el cómplice,
el cliente de esos antros
donde las niñas se convierten en putas.
No me cuentes historias de oficios antiquísimos,
de cultura hedonista
o de impulsos incontrolables.
Si tienes que pagar por follar
solo piensa que podrían ser tus hijas,
piensa en el dolor,
en el sufrimiento que se esconde
tras esas matriuskas, esos cuerpos bonitos.
Hablemos de relatos de desapariciones,
de cómo acaban en las drogas o con el SIDA,
engañadas, maltratadas, sometidas, violadas....
Dime Rousseau, ¿donde quedó el progreso?.
Son esclavas sexuales como en la antigua Roma.
Nunca volverán a ser libres
y si alguna afortunada consigue huir,
vivirá el resto de su vida
con la autoestima destruida.
Las lágrimas de sus familias
sobre la nieve blanca
no podrán limpiar la sangre roja
de esas tristes muñecas rusas.
La dignidad de los seres humanos
no se compra con dinero.

Félix Menkar. julio 2006
Del poemario "Ofensas y dentelladas"

24 de febrero de 2011

Nadie admite las críticas



--reflexión de un oyente--
Los poetas reciben bastante mal las críticas, es impensable que a alguien que le hayan publicado algo, se le pueda decir: “oye, tus poemas son más bien regulares, incluso algunos infumables”, --salvo claro está que asumas el riesgo de que te deje de hablar--.
No te lo dirán abiertamente, incluso a veces te la pedirán, --la critica-- a hurtadillas como una concesión inevitable hacia un imposible diálogo entre el poeta y los oyentes. Otros directamente son más contundentes: “ni se te ocurra criticar lo que acabo de leer, hoy no, que me hundes la moral”. Nunca te dirán: QUIERO OÍR TU OPINIÓN, ¿QUE TE HA PARECIDO mi poema? no, su ego de poeta no se lo permite, siempre buscarán una excusa, los nervios, una mala dicción, la escasa concentración del público, el ruido de fondo, cuando no acaba perdiendo definitivamente los papeles acusando a sus interlocutores de incapacidad para entender su poesía, o les tacha de subnormales culturales.
Señoras, señores: nos hacen falta toneladas de humildad, de empatía y de ganas de interactuar. Al fin y al cabo cuando las palabras salen del universo privativo del creador, se escriben para los otros o se leen, estas se transforman en transmisores de sentimientos o vivencias, en comunicación. En cambio, la mayoría de poetas solo buscan refrendar su autoestima, subrayar o restregar ante los demás sus versos, algunos buenos, otros infames que siempre son los mismos, los versos que han leído, que les han gustado, versos retocados, algunos apropiados, influenciados, versioneados, retomados, inseguros en sus bocas egoístas, la mayoría incluso innecesarios.
Ante tanto recital por el que fluye incontinente la poesía con ese ritmo de galopante productividad –el tiempo es oro y mañana hay que trabajar--, y recibiendo en los oídos la eyaculación precoz del poeta y la amalgama variopinta de improntas y vomitonas diversas; reclamo directamente las pausas, los silencios, la critica y la reflexión.
Las personas, nuestros mundos subjetivos, todos ellos son diferentes y necesitamos que las palabras se depositen y también estaría bien poder decirle al poeta sinceramente si nos ha gustado o no, si nos han llegado sus metáforas, sus imágenes, su visión del mundo o nos ha dejado como un témpano de hielo. Todo eso, para mí y para otros pocos, también es POESÍA.
Félix Menkar . 12 oct.09

15 de febrero de 2011

Batalla entre miserables


Las luchas más encarnizadas hoy en día son entre pobres y desheredados.

ESPECULACIÓN.-

En los últimos años un nuevo mercado especulativo ha aflorado: “el mercado de créditos de dióxido de carbono”, los especuladores e inversores-piraña no se dedican solo a las inversiones inmobiliarias o el mercado de futuros o a cualquier otra ingeniería financiera –al estilo clásico de Georges Soros--, ni siquiera como antaño explotar esos pozos de riqueza que son el mercado de armas (industria de armamentos por un lado y tráfico ilegal por otro), ni siquiera todo el lodazal que orbita alrededor de las drogas (legales o ilegales) que representa sumas astronómicas.

Ahora lo que se lleva, lo más ad-hoc es comprar cuotas de emisiones de dióxido de carbono (vamos de contaminación por hidrocarburos) a los países industriales. Estos las llamadas locomotoras económicas no pueden dejar de contaminar para así mantener su ritmo de producción industrial (los países occidentales y los emergentes venden a los pobres su cuota de emisiones a cambio de que ellos no rebasen la que tienen asignada), a bote pronto parecen nimiedades, retales, pero sabemos que en estos ‘mercados’ se mueven hasta ciento cincuenta mil millones de dólares (la mitad del negocio de las armas). En resumen: hecho el cupo hecha la trampa, otra rastrera y montaraz practica habitual de la especie humana.

FUTURO.-

Nos hemos quedado sin un modelo de futuro deseable, al parecer no podemos crecer sin situarnos al borde de la tragedia…..(más desigualdades, más cambio climático, más superpoblación y consumo innecesario etc.)

Y nos encontramos con unos grupos conservacionistas melancólicos, como si valiera la pena lo que tenemos que conservar, realmente excepto la naturaleza salvaje poco queda con un valor real digno de conservar, además la vida paupérrima que tienen la mayoría de poblaciones pintorescas y tradicionales es lamentable, se ha perdido casi toda la esencia y solo quedan recuerdos y vestigios.

Tiene poca gracia decirle a los que se mueren de hambre en el Sahel o en Haiti que deben de conservar su estilo de vida, sería el tipo de discurso efectuado por necíos o peor aun por cínicos, o sea por la superior civilización occidental.

Félix Menkar

4 enero 2011

26 de enero de 2011

Que la élite se postre




Que la élite se postre,
y la piel se electrifique,
puñales que son palabras
no arte, que el pavimento
sea un labio y los ojos espuma.

Dar uno la vuelta
Sentir el esplendor
Desde el cero al infinito.

Félix Menkar. 30 junio 2008

13 de enero de 2011

Aullido (A.Ginsberg)-- Rugido (F.Menkar)


Aullido, de Allen Ginsberg

--fragmento 1956--

He visto las mejores mentes de mi generación destruidas por la
locura, famélicos, histéricos, desnudos
arrastrándose de madrugada por las calles de los negros en busca
de un colérico picotazo,
pasotas de cabeza de ángel consumiéndose por la primigenia conexión celestial con la estrellada dinamo de la maquinaria de la noche,
que, encarnación de la pobreza envuelta en harapos, drogados y con vacías miradas, velaban fumando en la sobrenatural
oscuridad de los pisos de con agua fría flotando sobre las
crestas de la ciudad en contemplación del jazz.
Que desnudaron sus cerebros ante el Cielo, bajo el Él y vieron tambalearse iluminados ángeles mahometanos sobre los
tejados de las casa de alquiler.
Que atravesaron las universidades con radiantes ojos tranquilos alucinando Arkansas y tragedias de luz-Blake entre los
escolásticos de la guerra.
Que fueron expulsados de las academias por dementes & por publicar odas obscenas sobre las ventanas de la calavera.
Que se acurrucaban amedrentados en ropa interior en habitaciones sin afeitar, quemando su dinero en papeleras y escuchando el
sonido del Terror a través de la pared, . . . . . .
- - - - - - - - -

Rugido, de Félix Menkar

He visto a las mejores mentes de mi generación
abatidas por la apatía, vacías, estúpidas,
engalanadas de fantasía y engaño,
sin futuro, sin pasado, sin nada,

asistiendo a veladas poéticas, como impávidos espectadores
obcecados, que pueden escuchar sin inmutarse
las denuncias sobre asimetrías intolerables, o los versos absurdos,
nihilistas del poeta de turno entre cervezas y humo,

rehuyendo participar activamente en las contiendas,
enalteciendo un mal denominado respeto hacia el otro,
que en ocasiones es el manipulador
y embaucador de las mentes adocenadas,

dejándose seducir al dictado de los procesadores de información,
esbirros de los amos y expertos en alterar la realidad en su propio beneficio,
en el de su arte, sus asuntos o sus intenciones
que no viajan más allá de su ombligo,

negándose a dirigir con sentido su vida, renunciando a desplegar sus alas,
sin lastres, ni parches, ni adicciones para poder volar a contracorriente,
para dispersar las semillas del futuro, para vislumbrar,
como oteadores del mañana, el porvenir e intentar que sea menos sombrío,

los he visto y no quiero seguir viéndolos adormecidos,
distraídos, atemorizados y les exijo que pasen a la acción,
que se expresen con firmeza, que dejen de lado
los procedimientos del ayer para resolver los problemas del mañana,

que sean imaginativos, que se rebelen contra la inercia,
que sean, en fin, seres humanos, no piezas prescindibles
de un sistema, de un engranaje oxidado y vetusto,
abocado a un desplome terminal.



(*) influenciado por el aura del poema ‘Aullido’, de Allen Ginsberg



Félix Menkar 17.2.10
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...