2 de diciembre de 2011

EQUIDISTÁN


(no está en ningún sitio) es un lugar imaginario, virtual. (*)

En estos –nuestros-- tiempos confusos y convulsos se piensa comunmente que emitir o formular una opinión y después la contraria u otra discrepante es ya suficiente para mostrar todos los enfoques de una cuestión determinada; así un partido político gobernante y mayoritario proclama un programa que no cumplirá y el contrario que es también mayoritario hace lo mismo, pero ambos dos ni piensan ni están dispuestos a ser responsables de ellos, saben de antemano que no podrán cumplirlos, de lo que se trata es de engañar, de mentir, de seguir dilatando la situación hasta que esta sea irremediable y no quede más remedio que usar el bisturí o aplicar el hacha.
Nos han vendido el cuento de que eso es democracia, de que eso es libertad de opinión, de que eso es OBJETIVIDAD y no lo es. Son opiniones, todas subjetivas, pero también todas ellas interesadas en no llegar a ningún lugar común, ni a remediar ni resolver nada colectivo, ni humano, ni social, ni económico; en no llegar en suma a ningún acuerdo. Están diseñadas con el fin de eludir, de distraer, para evitar que la verdad prevalezca, para evitar que la gente se entere.
Hoy, el capitalismo es y se declara así, cínica, voluntaria y criminalmente IRRESPONSABLE, así pues lo que imperan son los grandes conglomerados de empresas PARA eludir la responsabilidad personal, para que esta se disuelva, se pierda en EQUIDISTÁN y se burlen las normas, leyes o cualquier otro tipo de juego limpio, así evitan sus ejecutivos que les persigan por sus actos criminales, así sus desmanes quedaran impunes. Recuperar el sentido de responsabilidad por las acciones de cualquiera persona o empresa es una reclamación urgente, son simplemente valores imprescindibles, sin ellos estamos perdidos, es preciso volver a recuperar la ética. Situar a Equidistán y a sus responsables en el mapa y que paguen por ello.

Félix Menkar dic.2011


(*)República Inconsistente de Equidistán

La República Inconsistente de Equidistán es un estado confesional. La Iglesia oficial es la Iglesia de la Confusión.

¡Oh, Equidistán, Equidistán!
¡Entre todas las naciones,
Entre todas las naciones,
Entre todas las naciones
En la mismita mitad!

(de internet)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...