14 de junio de 2012

Princesas suicidas, un poema dedicado a Cristina Martín




Princesas suicidas
     A Cristina Martín  (Princesa Inca)

Usar la palabra como medicina princesa
y compartir la afección, la terapia en la radio.
Alumbrar un libro ilustrado en el precipicio.
Tener mariposas en la boca y no callar.
Ser ofrenda, sostenerla con dignidad
y usar la risa como desahogo y amarre.
Que la música y la palabra trasciendan la locura,
el ambiente mefítico de la ciudad,
los brotes de irrealidad anulados con Clozaril.
Gritar por las pequeñas cosas
que nos hacen grandes
y sentir nostalgia por la normalidad.
Tapar los ojos que son carencias adquiridas,
encontrar princesa esa oportunidad
y rentabilizar las crisis.
Levantarse de la cama y contar al mundo,
a tus iguales tus miedos, los suyos.
Tu voz es caja de música al cuidado de los espejos,
la encarnación de aquellas princesas suicidas.
No hay hueco para la cicuta purpurea princesa,
si lo hay para la poesía al borde del precipicio.

   Félix Menkar


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...