15 de junio de 2008

La Tristura “Años 90, nacimos para ser estrellas”

“Pero existe la fe de la estrella en todas las estrellas” Vladimir Holan

En principio acudía a la representación sin muchas expectativas, el nombre de la cia. aunque enigmático remitía al ámbito del melodrama más que a un teatro social, alternativo, comprometido y resistente, pero tuve el placer de verles y oírles en El Dorado, durante la presentación del festival Emergències, en el debate posterior sobre creación y consumo mantuvieron un criterio y una lucidez talentosa, que me animaron a acudir a verles representar su obra.

Años 90, es una reflexión sobre los últimos acontecimientos de la historia, un viaje entre lo privado y lo público, un llanto por el siglo veinte y una historia de amor para contar la historia del mundo.

Se trata de una joven y pequeña compañía con sede en Madrid (la capital), es su segunda obra y la tienen recién estrenada.

Destacar a Violeta Gil y Itxaso Arana, actrices formadas como el resto de la compañía en el RESAD, nacidos en los ochenta en la periferia del estado, acuden a Madrid y tras cursar los estudios deciden formar una compañía, creen que el teatro es un invento, una excusa para no esconderse. También Pablo Hidalgo y Celso Gimenez, autores del libreto y poetas. David Benito se encarga de la iluminación y la banda musical con temas conocidos y referentes de esa época.

Aquí no hablamos para nada de entretenimiento, es una puesta en escena dura, tierna y agresiva y un texto demoledor, lúcido, muy poético y con referencias claras a la literatura y el arte de los últimos tiempos; hay recursos estéticos mejorables, --la escenografía quizás sea su punto débil--, pero queda sobradamente compensado por el magnifico trabajo de las dos actrices representando a dos hombres Blake y Trevis que se odian y se quieren (insólito) y bordando un texto de Pablo hidalgo y Celso Jiménez muy bueno, dividido en dos volúmenes, el primero de cinco capítulos: los fascistas, la enfermedad, la cultura, su historia, sobre Robert Smithson; el segundo volumen también de cinco capítulos: la contestación, su historia de amor, las estrellas, la calle y Bernhard, la tercera mentira: profecías.

En el libreto hay referencias a textos de Jack Kerouac, Rodrigo García y Juan Gelman.

En la Tristura hay una influencia muy destacada de Angélica Liddell, a quien le guste su teatro, la reivindicación por el texto brillante en la escena, saldrá encantado de la sala.

Félix Menkar

Espacio y sentido del teatro. Juan Antonio Hormigón.
--Sirva una muestra del 5º cap. Del primer volumen
:

Compañia La Tristura (aquí) . Teatro Los Manantiales (aquí) . Valencia. 13, 14 y 15 de junio 2008.

foto de David Benito


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...